PORTALGERIATRICO.COM.AR

cuidando al cuidador familiar

Acompañante, Asistente Geróntologico, Cuidadora/Cuidador, Empleada/o domestica
Fijo, *Diurno, *24hs
60 años

Silvia Ferrari

 

Donde podría ayudar
Busco trabajo en

Casas Particulares, Geriátricos, Centros de Día, Centros de Memoria

Qué disponibilidad tengo

Fijo, *Diurno, *24hs

Quién soy

Soy Silvia y me dedico al cuidado de pacientes con diferentes patologías desde el año 1996.

Dado que tuve padres muy grandes estoy muy familiarizada con el paulatino envejecimiento de las personas.

 

 

Experiencia y Formación
  • 25 años de experiencia
  • 1)  Olga Risler (1996-2007).

    Paciente de 79 años, diagnosticada con cáncer de útero años atrás y operada en primera instancia en agosto de 1996. Se le aplicaron sesiones de Quimio y Rayos, lo que le permitió continuar su vida los 10 años siguientes. En agosto de 2006, hizo una recaída y se le descubrió metástasis en columna.

    Su estado de salud fue preocupando a sus hijos, y fui contactada para que la paciente no estuviera sola durante el día y el último tiempo, de noche (se le administraba medicaciones para el dolor). Finalmente, falleció en junio de 2007.

    2)  Marina Ferrari (2007-2013).

    Paciente alcohólica y psicofármaco-dependiente, con una deficiencia neuronal frontal que determinó su internación en Geriátricos de diversa envergadura a partir de 2013. Con internaciones sanatoriales intermedias, falleció en mayo de 2017. Salvo en los períodos de internación, era una paciente autoválida, pero que no tenía responsabilidad sobre su voluntad para respetar los horarios de la medicación o cumplir con las consignas que le indicaban los profesionales (salir de su casa a caminar - acompañada -), etc.

    3)  Adela Martínez (2013-2014)

    Paciente que tuvo su primer ACV en diciembre de 2013; el segundo, en enero de 2014 y el tercero, en diciembre de 2014, falleciendo luego de estar un día y medio entubada, en coma farmacológico, en la Unidad de Terapia Intensiva.

    La paciente tuvo diez internaciones durante el año en el que padeció las secuelas de su enfermedad por distintos motivos (ACV´s; trombos en la pantorrilla izquierda; broncoaspiraciones con la comida como consecuencia del segundo ACV, tras el cual también perdió el habla y la motilidad).

    Se la cuidó día y noche. A partir del sexto mes, tuvo “internación domiciliaria”. Se le cambió los pañales tres veces por noche (24 hs, 04 hs y 08 hs.) y cada tres o cuatro horas durante el día; se le administró la medicación y cuando le pusieron un botón gástrico -los dos últimos meses-, se le limpiaba la “mariposa” de tres canales para evitar que se le tapara con el alimento artificial -por un canal-, los medicamentos pulverizados y mezclados con agua dentro de una jeringa, por otro de los canales y por el otro, se le pasaba ½ litro de agua -dosificada a través de una sonda-. Además, hubo que administrarle “heparina” todas las mañanas. Falleció en diciembre de 2015.

    4)  Norberto Cid (2015-2016)

    Paciente de 70 años, que a fines de 2014 fue diagnosticado con cáncer de próstata. Fue operado en julio de 2015. Al poco tiempo, le pusieron dos sondas con 1 bolsa en cada extremo, por donde acumulaba su orina, debiéndole descargárselas según pasaban las horas. Continuó con los cuidados de control (siempre acompañado), hasta que en febrero de 2016 manifestó dolores muy fuertes en el estómago.

    En ese momento, el paciente decidió que quería trasladarse al Htal. de Clínicas, ya que lo consideraba “el mejor de Buenos Aires”. Así se hizo, pero sin resultados. Volvió a su domicilio y continuó con dolores cada vez más fuertes.

    En junio de 2016 se le “soltó” del cuerpo una de las sondas y para esa fecha, los enfermeros y médicos de este Htal estaban en huelga, debido a que el Gobierno de la Ciudad les adeudaba los sueldos de los últimos seis meses. Había un solo médico y una enfermera para dos pisos, de noche. Las habitaciones de Urología no tenían timbre para llamar a nadie, así es que cada vez que se descomponía de dolor, no había a quién recurrir (le daban Omeprazol 10 mg).

    A esa altura, el paciente tenía metástasis y a eso respondía el dolor de estómago que no le calmaba con nada.

    Le sugerí el traslado al Htal Fernández (que tenía otra realidad), y le dije que me comprometía a ir a buscar una copia de su historia clínica a primera hora del día siguiente, para que los médicos de este Htal. estuvieran al tanto de su situación; pero su negativa fue definitiva.

    Quedó entonces internado en el Htal. de Clínicas, en esas circunstancias y absolutamente desatendido. Al 4* día, lo subieron a quirófano en principio, para volver a colocarle esa sonda que se le había desprendido de su cuerpo y además, realizarle una endoscopía por el tema del estómago. Pero ya era tarde y cuando lo abrieron, lo tuvieron que cerrar porque el cáncer le había tomado todo el abdomen. Estuvo en coma farmacológico cinco días en UTI; cinco días más despierto, solo, en una habitación y falleció en julio de 2016.

    5)  José Luis Piva (2016-2019)

    Paciente de 78 años, con Alzheimer y cáncer de colon. Cuando tomé el caso, sólo se conocía su Alzheimer incipiente, controlable con medicación neurológica. Este cuadro fue empeorando. El paciente estaba siendo tratado en la Institución Alma, adonde le practicaron todo tipo de estudios: TAC´s, RM, Labs, Tests témporo-espaciales, etc. Había varias cuidadoras hasta que finalmente, fue internado en Avellaneda por intermedio de su obra social OSECAC, donde falleció en septiembre de 2019.

  • Fui formándome con los distintos pacientes; todos con diagnosticos muy difetentes.

Publicidad
Contacto
  • Silvia Ferrari

     

  • ferrarisilvia165@gmail.com
  • 1154642020
mood_bad
  • No existen comentarios todavía.
  • Agregue una reseña

    COMPARTIR

    Share on whatsapp
    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Share on email